domingo, 27 de septiembre de 2020

 CORRIDA DE TOROS EN CABRA 24 DE SEPTEMBRE

ESCRIBANO Y ROMAN

Reportaje grafico del fotógrafo Taurino

FIDEL ARROYO
























CORRIDA DE TOROS EN CABRA 25 DE SEPTEMBRE

ENRIQUE PONCE Y CURRO DIAZ

Reportaje grafico del fotógrafo Taurino

FIDEL ARROYO


















sábado, 26 de septiembre de 2020

 



Tal día como hoy, hace justo 36  aňos, el toreo se tiňió de luto, era un día 26 de septiembre del año 1984.  La localidad cordobesa de Pozoblanco, celebraba su feria y fiestas en honor de la Virgen de Las Mercedes. El cartel taurino reunía a una figura del toreo consagrada como era el caso de Francisco Rivera " Paquirri", y a dos emergentes como José Cubero " Yiyo" y Vicente Ruíz " El Soro". La ganadería anunciada era de Sayalero y Bandrés. El torero de Barbate venía a la localidad de Los Pedroches a poner cierre a su temporada española. Mucho se hablaba de una hipotética cercana retirada del diestro. La tarde de antes toreó en Logroño, donde también compartió cartel precisamente con "El Soro".  El torero gaditano viajó toda la noche en su coche particular y al llegar a Pozoblanco bien entrada la madrugada ,se hospedó en el Hotel "Los Godos", donde se retiró a descansar tras el largo viaje. Las cuadrillas como era y es habitual asistieron al sorteo de los astados a lidiar por la tarde. La corrida era pareja y pequeñita, lo que llamamos cómoda para el torero, pero ahí sobresalía un toro por encima del resto, porque su mirada desprendía terror entre las cuadrillas. Ni le gustó a Rafael Corbelle, por aquél entoces banderillero del " El Soro" ni tampoco gustó nada a Antonio Rivera, hermano y hombre de confianza de Paquirri. Se acordó que sería lidiado por Paquirri como segundo de su lote, es decir en cuarto lugar.


 Llegó la hora del festejo, y la plaza estaba literalmente abarrotada. La corrida transcurría con normalidad y triunfante, hasta que salió ese cuarto toro de la tarde, de nombre Avispado. .. toro y nombre que quedó en las páginas negras del toreo y que desgraciadamente jamás olvidaremos...


 Eran alrededor de las siete de la tarde cuando Paquirri en una de las salidas del toro del caballo lo lo lanceaba de capote, en el segundo lance se le coló prendiéndolo de manera muy fea y agarrándose él del propio pitón en el que se quedó a merced de él durante muchos minutos. Los destrozos en su muslo estaban siendo brutales.Rápidamente fue trasladado a la enfermería precaria que había por aquél entoces en la plaza- Las declaraciones del maestro dándole indicaciones al doctor a nadie se nos podrán borrar de la cabeza, esa tranquilidad sabiendo que tenia el muslo literalmente abierto y se desangraba a la misma vez con una cornada que el mismo sabia que era muy grave, pero que nada hacía presagiar el triste desenlace final . Se hizo cargo de la muerte de Avispado "El Yiyo" , que meses después correría el mismo fatal desenlace en la plaza de Colmenar Viejo.


Del traslado a Córdoba por carretera poco hay que decir ya , todos sabemos las condiciones lamentables y penosas de aquella horrible carretera. Los minutos pasaban y la vida de Paco _como lo llamaban sus más íntimos _ iba agonizando en ese larguísimo camino en el que sólo él y sus acompaňantes en la ambulancia saben lo que sufrió y pasó. Llegaban a Córdoba y todo estaba preparado en el Hospital Militar para que fuese intervenido, ya que al Hospital Reina Sofía tampoco llegaban dado que serían más minutos en contra de la vida del torero. Pero justo a la entrada de la capital califal,concretamente a la altura de la "Cuesta de La Alegría", el corazón de Paquirri se paraba, tras una larga agonia,su cuerpo entraba sin vida ya al Hospital Militar, donde se certificó su muerte. Fue una noticia de impacto nacional que paralizó e impactó el país, porque Paquirri además de ser figurón del toreo, fue un personaje muy conocido por la prensa rosa tras sus matrimonios con Camen Ordóñez y la tonadillera Isabel Pantoja. La muerte del maestro, supuso un antes y un después en el mundo del toro y en las condiciones de las enfermerias de las plazas de toros que tuvieron que ser adaptadas a las condiciones que se requerían para tener un mínimo de seguridad humana.

En la actualidad sus hijos Francisco y Cayetano siguen paseando el apellido Rivera por las plazas de toros e incluso su apodo de "Paquirri" en el caso de su hijo mayor Francisco, que decidió hace unos años honorificar a la figura de su padre llevando su apodo.




Hace 36 años se iba el torero, el hombre, el héroe, pero a partir de esa noche nació el MITO, la LEYENDA.




 IN MEMORIAM PAQUIRRI


Datos facilitados por Francisco J. Domínguez. 

Fotografía : Arjona. 

viernes, 25 de septiembre de 2020

 

  En la tarde de hoy se ha celebrado en la plaza de toros de Cabra la segunda corrida de la Gira de la Reconstrucción en la que se han visto las caras con un mano a mano Enrique Ponce y Curro Díaz. 


Abrió cartel Enrique Ponce que recibió a su primer enemigo  templado a la verónica rematado con una bonita media.  Quite por chicuelinas que él mismo ejecutó al salir el animal del caballo . Se desmontera "El Algabeño" . Brinda al público. Faena muy en Ponce, toreando por ambas manos, pegó algún buen derechazo ante un toro noble pero sin mucha transmisión. Estocada trasera y descabello. Palmas.

El otro componente del cartel fue el linarense Curro Díaz, que brilló en el segundo toreando al natural a un toro que pareció mermarse en la primera tanda con la muleta, pero que fue a más y lo exprimió Díaz con la mano izquierda. Mató de media estocada y cortó una oreja. 


Enrique Ponce cortó las dos orejas del tercero tras una labor en la que volvió a sacar todo lo que tenía su enemigo. Manejó muy bien ambas manos, siempre destacando su gran mano diestra. Digno de mención es, como se ha echado la temporada a sus espaldas el valenciano. 


En el último astado del festejo Curro Díaz disfrutó pegando  algunos muletazos de buen gusto, al que nos tiene acostumbrados este torero, con pasajes de auténtico cartel con el mejor toro de la tarde. Pinchazo y estocada y cortó una oreja. 


Resumiendo, entretenido el  festejo celebrado en Cabra, tras el cual, hubiesen salido a hombros ambos toreros en circustancias normales. 

POR FIDEL NÑEZ Y JOSE LUIS CUEVAS




 MÁS DE UNO CÓRDOBA 23/09/2020

Más de Uno con la Tauromaquia

El novillero cordobés Joselito y el anecdotario taurino con Rafael Gómez. Dirige: Rufino Gomera
PINCHE EL ENLACE
https://www.ondacero.es/emisoras/andalucia/cordoba/audios-podcast/mas-de-uno-con-la-tauromaquia_202009235f6b45bba906420001280acb.html








jueves, 24 de septiembre de 2020

 



Cabra, plaza de toros que vio por primera vez a Manuel Rodríguez “Manolete”, donde debutó como novillero, ha acogido la primera tarde del serial presentado como Gira de Reconstrucción. En el coso inaugurado en el año 1857 se han lidiado cuatro toros de la ganadería gaditana de Santiago Domecq para el mano a mano entre los diestros Manuel Escribano y Román. La tarde estaba marcada por las escasas entradas puestas a la venta debido a las medidas de seguridad establecidas por la pandemia causada por el Covid19, sin embargo, las ganas de toros se podían palpar en el ambiente.

De rodillas con largas cambiadas recibió Manuel Escribano al toro negro mulato de nombre Cervatillo, continuando con templadas verónicas. En el tercio de varas el burel empujó con fuerza en el caballo, desplazándolo hasta abrir fortuitamente las puertas del callejón. El picador Juan Francisco Peña le endosó un gran pullazo y recibió la ovación del público. El diestro de Gerena volvió a demostrar su gran destreza en el tercio de banderillas, destacando el tercer par que puso con un recorte con la espalda pegada totalmente en las tablas. El toro mostró gran calidad, sobre todo por el pitón izquierdo, pero le faltó fuerza. Escribano hizo una faena de cercanía, demostrando un estado de forma extraordinario. Tras una estocada baja pero efectiva recibió una oreja, siendo el toro aplaudido en el arrastresegundo de la tarde, un toro de pelaje cárdeno, lo recibió Román a la verónica. Perdió las manos en varias ocasiones, pero el diestro valenciano supo darle el tiempo que el toro le reclamaba. Lo fue templando, bajándole la mano y aguantándole. La faena fue de menos a más, pero marrar con los aceros le costó al diestro no recibir ningún trofeo. Tras pinchazo y pinchazo hondo, mató en el segundo descabello, saludando desde el tercio y siendo el toro ovacionado en el arrastre.

En tercer lugar se lidió un toro sardo al que Escribano le proporcionó suaves verónicas en el saludo capotero. El toro se empleó en el caballo, empujando con fijeza y metiendo los riñones, recibiendo un gran pullazo de manos de Curro Sanlúcar, ovacionado por el público. Tras brindar al público el sevillano se plantó en los medios con los pies totalmente anclados al piso. El toro fue más brusco en la envestida que los anteriores y de difícil ligazón. Tras una faena en la que el diestro puso mucho empeño, mató con un estoconazo de buena colocación. El público pidió las dos orejas, pero el presidente con buen criterio concedió solo un apéndice.mejor de la tarde iba a llegar con el último toro, Emperador, negro listón de capa, de una calidad extraordinaria. Román recibió de rodillas con el capote, lo templó y remató con media y una revolera. Tras un quite del sobresaliente Chapurra, Román se fue al centro del ruedo y brindó al público. Citó al toro de lejos, y lo recibió de primeras con la mano izquierda. Entonces comenzó un extraordinario espectáculo de muletazos, donde el diestro supo lucir a un toro que respondía cada vez que era citado, planeando sobre el ruedo y haciendo las delicias del público. El toro prendió a Román, que recibió una fuerte voltereta, lo cual no impidió que el diestro continuara bajándole la mano. Tras un estoconazo el toro aguantó con la boca cerrada dando muestras de su enorme bravura. La meritoria faena de Román fue premiada con dos orejas, y la extraordinaria condición del toro fue premiada con vuelta al ruedo.

 

Ficha del festejo

Plaza de Toros de Cabra. Primera de la Gira de Reconstrucción. Cuatro toros de buena presentación y juego, destacando el cuarto (vuelta al ruedo), de la ganadería de Santiago Domecq, para Manuel Escribano y Román.

Manuel Escribano: Oreja y oreja.

Román: Saludos y dos orejas.


Crónica: Jesús Cañadas (Burladero). 

Fotografía : Antonio Manuel Luque