lunes, 19 de abril de 2021

 VI BOLSÍN TAURINO DE LA CARLOTA 

Seleccionados los novilleros que participarán en el tentadero clasificatorio para la Final del VI Bolsín Taurino de La Carlota. 



 

La comisión asesora del Bolsín Taurino ha seleccionado a los doce novilleros que el próximo día 15 de Mayo van a participar en el tentadero clasificatorio para la final del VI Bolsín Taurino de La Carlota, que se celebrará en los Jardines Taurinos del Hotel El Pilar (La Carlota) el próximo 16 de Mayo.

Desde la apertura del plazo de inscripción el pasado 08 de Marzo y hasta el cierre del mismo, el 18 de Abril, se han recibido más de 100 currículums de novilleros pertenecientes a distintas escuelas taurinas, así como novilleros por libre, de todo el panorama taurino.

 

Los novilleros que actuarán en la tienta clasificatoria son los siguientes:

 

1.- PABLO MATA. La Carlota (Córdoba) 

2.- ESTEBAN MOLINA. Écija (Sevilla)  

3.- ÁLVARO DE CHINCHÓN. Chinchón (Madrid) 

4.- JESÚS LLOBREGAT. Linares (Jaén) 

5.- VÍCTOR ACEBO. Almería 

6.- JESÚS ROMERO. Guadalajara 

7.- GONZALO CRUZ. Osuna (Sevilla) 

8.- ÁNGEL DELGADO. Úbeda (Jaén) 

9.- DANIEL PÉREZ. Mentrida (Toledo) 

10.- EMILIANO ORTEGA. Ciudad de México 

11.- DIEGO BASTOS. Sevilla 

12.- VÍCTOR BARROSO. Pto. Santa María (Cádiz) 

 

**Así mismo, la comisión asesora asigna a cuatro (4) novilleros reservas dentro de los inscritos para cubrir las posibles bajas.

 

De entre los participantes en este tentadero, el jurado seleccionará a los tres novilleros finalistas, que tentarán eralas el domingo 16 de Mayo en la plaza de toros de los Jardines Taurinos de La Carlota, en un festejo del que saldrá el triunfador del VI Bolsín Taurino de La Carlota. El Bolsín, tanto en el tentadero clasificatorio como en la final, estará dirigido por el Matador de Toros Gonzalo Caballero, que tentará una vaca previo al inicio de la Gran Final del día 16 de Mayo. El evento estará acompañado de muchas actividades (Espectáculo Ecuestre, Exposiciones, Tertulias y Música en Directo) que harán de una jornada inolvidable para todos los asistentes.

 

sábado, 17 de abril de 2021

 ALFONSO ARIZA MORENO



Y

ANTONIA CARBALLO SÁNCHEZ



Escultor, pintor y ceramista él,

y pintora y ceramista, élla...

Un matrimonio de artistas con mucho amor de por medio…

Alfonso Ariza Moreno, fue un artista singular, que ejerció de bohemio y rebelde sin apenas darse cuenta...

Nace en La Rambla (Córdoba) en 1920. Con apenas dieciséis años fue becado por la Diputación de Córdoba, para realizar estudios en la Escuela de Artes y Oficios y en la Superior de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría de Sevilla, estudios que abandonó porque, según su criterio, en ese lugar no desarrollaba la particular visión que tenía del arte de vanguardia. No obstante, no deja de conocer a fondo la técnica de la pintura, pues pasa en Madrid los años 1946, 1947 y 1948, realizando copias en el Museo del Prado. Aprendizaje y evolución técnica que aplica a su línea artística, basada en la abstracción o nueva figuración.


 Arriba: Cerámica vidriada (en el estudio de F. Bravo).
Cerámica sin vidriar ( titulada “Paloma” -estudio de A. Asensi -).
Abajo: dos obras que se muestran en la Taberna Bolero de Montilla

Era un genio de la creación y tocó todos los palos del arte, incorporándose a tendencias según su real saber y entender. Desoyó a la lógica comercial, al dinero, a la fama, a la estrategia. Alfonso Ariza no entendía ni quería entender de mapas de ruta, ni de épocas, ni siquiera de meses…


AUTORETRATO DE ALFONSO ARIZA


Pintaba, creaba esculturas o cerámica, cuando a él le daba la gana. Empleaba los más diversos materiales, óleo, temple, acuarela, acrílico, tierra, óxido etc. Casi todo, de lo poquito que ganaba, lo invertía rápidamente en más materiales, guardándolos en casi todos los rincones de la casa, hasta debajo de la cama… Era sin duda una persona fuera de serie, ¡ genial !


Creando

Le conocí cuando vivía en una casa de la barriada de Cañero de Córdoba, junto a su esposa Antonia Carballo Sánchez, que fue profesora de francés, muy culta y educada. También pintora y una gran ceramista, siempre a la sombra de Alfonso.

El propio pintor solía decir de Antonia:



...” que sobre todo era una gran ceramista y que le gustaba mucho como aplicaba la gama de los azules”…

En cierta ocasión la paciente Antonia, le preguntó por las apetencias alimenticias para el almuerzo y así prepararle algo. Y él, con la fragilidad del mimoso, como así era con ella, le dijo:

Toñita, (así la llamaba cariñosamente) no tengo mucho apetito, así es que me pones un poquito de jamón, un poquito de queso, un poquito de pan y un plátano…



En aquel tiempo mantenían su activo económico con la ganancia que de las realizaciones de ambos, expuestas a la venta en una tienda del Zoco que ellos atendían. También –cuando la necesidad apretaba – solían hacer las maletas y marchaban a la costa para sacar unos durillos…

Sin Toñita, Alfonso Ariza no era capaz de manejarse en el día a día. Cuando murió la esposa, la amiga, la amante, la representante y la administradora, el artista se sintió muy sólo, ya no fue el mismo. En aquel periodo de máxima tristeza, me lo encontré en varias ocasiones y lloraba desconsoladamente, como un chiquillo al que desposeen de algo muy querido. La echaba muchísimo de menos.

Era muy desprendido y no gustaba -si no había otro remedio - de vender el arte de una forma comercial o sujetándose a unas normas, era un ser rebelde y artista sin miramientos económicos, quería vender sus genialidades artísticas pero sin corsé… Conocí una curiosa anécdota que confirma lo anteriormente expuesto: Carlos González Espaliú - que fue un relevante empresario y diseñador de orfebrería- les sugirió que podían realizar un número importante de cerámicas, para su posterior adaptación a unas lámparas artísticas.



El caso es que, a pesar de que el “dinerito” les vendría muy bien, se fue al traste el posible negocio, porque el creador, el artista, el rebelde Alfonso Ariza, se decantó por no realizar su parte, esgrimiendo un simple motivo: tenía que repetir un montón de veces lo mismo… y esto él lo odiaba, no creía nada más que en la inspiración del momento, en la más pura creación. ¿Qué que pasó?, pues que doña Antonia, la administradora de la casa, se quedó sin tan importante fuente de ingresos. El artista y su singular arte, habían triunfado, dijeron ¡ no ! al apetitoso convenio comercial. Alfonso entendió que realizar una serie de diseños iguales, contaminaba seriamente el alumbramiento de una obra.

ACUERDO CON EL EXCMO. AYUNTAMIENTO

El artista estuvo en conversaciones con los ediles del Excmo. Ayuntamiento de La Rambla, para la donación de su patrimonio artístico y material, con destino al futuro Museo “Alfonso Ariza”. Los contactos giraron – según me informó – en torno al tema crematístico, ya que en buena lógica pretendía recibir una cantidad mensual hasta su fallecimiento. Ignoro el acuerdo al que llegaron finalmente ambas partes, lo que está meridianamente claro es que hoy existe el museo anhelado por el artista y que su recuerdo, abandera interesantes encuentros en torno a su obra, y se conceden en su honor, las becas Alfonso Ariza instituidas y coordinadas por el Excmo. Ayuntamiento.

FALLECIMIENTO

Fallece el día 3 de marzo de 1989 en su localidad natal. Cinco años atrás había dejado de existir su gran amor, su musa y compañera: Antoñita Carballo Sánchez (1908-1984), tras treinta y un años de convivencia amorosa y armoniosa.

Entresaco del Diario Córdoba los párrafos siguientes, referidos a la muerte del universal pintor:


Museo_de_Alfonso_Ariza_

…”Ha muerto solo, como él eligió, en su casa museo a los 68 años. Ha sido el precio de su gloria. El corazón le falló después de dos operaciones, y ya descansa en paz con su esposa Antonia Carballo”…

Un año después, rozando el centenar de autores participaron en la Exposición-Homenaje celebrada en el Palacio de la Merced, en recuerdo del pintor rambleño. Muchos nombres importantes se sumaron a este evento, entre ellos: Rafael Aguilera, Botí, Antonio Bujalance, José Duarte, Egea, Segundo, Julia Hidalgo, Liébana, Ángel López-Obrero, Miguel del Moral, Juan Polo, Povedano, Romero del Rosal, Emilio Serrano, Aurelio Teno, Zueras, Villatoro, etc. Una nómina completísima de artistas que recordaron, con sus obras, la calidad artística y humana del pintor.

ANTONIA CARBALLO SÁNCHEZ

Esposa, compañera y amiga de Alfonso Ariza. No se entiende al pintor sin Antoñita, ni a ella sin Alfonso. Treinta y un años de convivencia y de entendimiento personal y artístico, dan fe de éllo. Se conocieron a comienzos de los años cuarenta, en el transcurso de un homenaje que algunos de sus amigos le dedicaron en el Círculo Mercantil. Allí conoció a la que sería su media naranja: la profesora, la pintora Antonia Carballo, o Antoñita, o Toñita como cariñosamente la nombraba.



A ambos les unió el amor y su pasión artística, así que la comunión fue inmediata desde jóvenes. Formalizaron su unión en 1953 hasta que la guadaña, la parca, la imprevisible muerte los separó.

Dejó parte de su importante obra, ya que muchas piezas las vendieron tanto en el Zoco como en el periodo veraniego en la zona malagueña.

En 2007 la Casa-Museo Alfonso Ariza, organizó una exposición dedicada exclusivamente a exhibir la pintura y cerámica firmada por Antonia Carballo. A la que recuerdo como una mujer encantadora, enamorada profundamente del genial artista.

Antonia para desgracia del pintor, falleció en 1984, y él, roto por la ausencia de su musa y compañera, cinco años después.

Texto…F. Bravo Antibón

Fotos Exposición TABERNA BOLERO… R. Contreras

Editor y Montaje…...J.L. Cuevas

viernes, 16 de abril de 2021

jueves, 15 de abril de 2021

 

COMUNICADO




 

Ante las medidas sanitarias exigidas por el Gobierno de la Nación (Ley 2/2021) y su aplicación por parte de la Junta de Andalucía, los festejos previstos en Sevilla quedan suspendidos.




La Empresa Pagés agradece el apoyo de toda la afición y la excelente acogida que han tenido nuestros carteles y comunica que trabajará con la intención de ofrecer a todos los aficionados una gran feria de San Miguel, recuperando en la medida de lo posible los festejos que quedan suspendidos ahora.




La fecha de devolución del importe de abonos y entradas se anunciará debidamente la próxima semana.

 

Medina Azahara (Escaleras del Éxito Nº 256) en Homenaje a Triana – Para + info haz clic👆 🇪🇸





 Toreros Gitanos

Dinastía Fernández

Cayetano Fernández Fernández.-


La noche y el día se desposaron, la gracia gitana, el cante por soleá, y la sonrisa de oro, celebraban el nacimiento del calé Cayetano Fernández Fernández, “Cayetano de Julia". De ascendencia taurina (hijo de novillero, su tío matador de toros, el andujareño Herminio Fernández y también su primo Juan de Félix). Viene al mundo el 28 de agosto de 1968 en la cuidad de la Mezquita. Cordobés y romaní, y en sus ojos brillan los rayos de sol de su alegre Andalucía. Desde churumbel le tenía enajenado el sueño de ser torero. En Priego de Córdoba viste de luces por vez primera, el 5 de septiembre de 1984. Como la guitarra que desgrana arpegios moros y el cordelaje trinos y trémulos como los rayos del sol en primavera, el torero cañí, interpreta su cante torero y el aire de la serranía le trae la flor del éxito.


En Priego de Córdoba

Vive un alba de esperanzador horizonte y desparrama aroma de torero caro por distintos redondeles, que le lleva a torear ochenta novilladas sin picar hasta que debuta con los montados, el día 6 de febrero de 1988 en Motril (Granada), llevando como compañeros de terna a Juan Carlos Caro y al sevillano Domingo Valderrama. Las reses son del hierro de don Diego Romero Gallego, de Alcalá de los Gazules, (Cádiz). Hasta la alternativa, Cayetano de Julia, torea un total de sesenta novilladas picadas repartidas entre España, Francia y Portugal, consolidándose como un torero artista, gitano, de corte apaulado, al que no todos los toros le ayudan, dado su peculiar estilo y forma de entender el toreo, sin duda alguna, expresivo y con fundamento.



El 23 de octubre de 1994, hace su presentación con caballos en Madrid coincidiendo en el cartel con su paisano José Romero y Alberto Elvira, con ganado de Barcial. Y aunque Cayetano deja destellos de su buena clase torera, no puede lograr el triunfo que tanto necesitaba, al no tener suerte con su lote, en tarde ventosa y con lluvia.


Cartel de la alternativa

Después torea dos novilladas más y, cómo dicha amada, en el umbral de la feria, logra tomar la alternativa en su ciudad natal (Córdoba), el 23 de mayo de 1995, de manos de Rafael Camino, actuando de testigo su paisano Rafael Jiménez González “Chiquilín". Los toros eran del hierro de Murteira Grave.

El de la ceremonia figuraba en la tablilla colgada en la puerta de toriles con el nombre de Málaga, 609 kilos de peso y el número 43 marcado en el costillar. El público paisano lo acoge con curiosidad y esperanza, pensando que puede desarrollar el arte en la línea de genialidad de los toreros de su raza, pero al estar poco toreado y la tremenda dificultad de matar dos toros de una ganadería de las consideradas duras, obtiene en razón a su valentía, cariñosos y fuertes aplausos. Y ¡misterio!, la suerte le vuelve a ser esquiva. La ilusión se quiebra, como caña de maíz azotada por el viento huracanado, con olores de tragedia. El torero tiene que ingresar en la Clínica Universitaria de Pamplona para ser intervenido de cáncer de colon, extrayéndole un metro del intestino grueso, quedando a posteriori completamente limpio. Después de numerosas sesiones de radioterapia y quimio, reaparece en el año 1997 para torear en un festival en la ciudad alcarreña de Guadalajara, cortando los máximos trofeos (dos orejas y rabo), después de realizar una extraordinaria faena.



Qué breve es la claridad al igual que la existencia de las flores, ¡que poco dura la ilusión y la ventura! Ya no vuelve a torear hasta el año 1999 que contrata dos corridas en Fuenguirola (Málaga), alternando con Ricardo Ortíz y Pedro Pérez “Chicote de Granada”, con ganado de Flores Albarán e Isaías y Tulio Vázquez respectivamente, cortando en cada corrida tres orejas y saliendo a hombros de los aficionados que llenaron los tendidos.


Cayetano y Rafael de Paula.

En el 2002 por la amistad que le une a su padre con el que fuera novillero Mariano Fernández, más conocido “El Gitano Rubio", pasa ese año en Sanlúcar de Barrameda entrenando con el maestro Rafael de Paula. Al año siguiente torea varios festivales en la provincia de Málaga cortando los máximos trofeos. Tiempo de seguirillas, soleares, alegrías y otros cantares, que con guitarras y jipíos calman sus penas. Entonces decide confirmar en Madrid, le piden para ello, que haya matado al menos diez corridas de toros. Busca toros por mil sitios imposible para él. Pierde confianza y la cosa empieza a cambiar para Cayetano de Julia. No hay continuidad y la imagen de auténtico artista del toreo, se va transformando en una deformación plástica del mismo, él que sabía hacerlo como los ángeles, se ve incapaz ya de crearlo ante los bureles.

No pasa mucho tiempo en agitarse su escorzo gitano, como vara de fresno. El brillo de sus ojos se va empañando y se pregunta: ¿de qué barro estoy hecho? Entonces decide buscarse una nueva aventura, una nueva vida por otros derroteros que el horizonte vislumbrase con más claridad, y elige otro arte….el arte culinario.


Velázquez Bosco, “Casa Cayetano", situada junto a la famosa Callejita de las Flores,

Situado en un enclave previlegiado, en el mismo corazón de la judería. A tan solo unos metros de la puerta de la Mezquita de Córdoba.

En la actualidad regenta una taberna-restaurante “Casa Cayetano", situada junto a la famosa Callejita de las Flores, donde en las paredes de su luminoso Patio morisco, cuelgan tres cabezas de toro estoqueados por él y que dan fe de su arriesgada profesión. Dicho recinto, muestra una serie de columnas y arcos califales, rodeados de cenefas con escrituras cúficas y salmos hebraicos dedicados al Dios Yahvé.


Además, Cayetano tiene el placer de presentar a los clientes de su restaurante, una carta con un muestrario gastronómico taurinísimo.




Así, para comenzar EL PASEÍLLO, les recomienda un exquisito Salmorejo Cordobés; unos Cogollitos con ajitos fritos y pimentón, o unas Tostas de morcilla caramelizada. Nos vamos PA' LOS MEDIOS y tenemos, un Bacalao confitado en aceite de oliva; unas Berenjenas Califales con miel de caña; o el típico Flamenquín cordobés de jamón y queso. LOS REMATES CON EL CAPOTE, se compone, de Habitas babi, con 
virutas de jamón ibérico; Alcachofas con langostinos, o Tortilla de rabo de toro con puerros y setas. Para la faena de muleta POR ESTATUARIOS, les ofrece: Pierna de Cordero lechal, Solomillo de ternera, o el auténtico Churrasco ibérico del Valle de Los Pedroches. POR NATURALES, viene bien: Un Arroz caldoso con Bogavante y mucho marisquito, una Paella Marinera, o un Rissoto de rabo de toro. Y para la SUERTE SUPREMA, y esto no lo dice nadie…lo digo yo, un Rabo de Toro de lidia, especialidad de la casa. (Por algo le concedieron en el 2015 el primer premio de Maestros del rabo de Toro, en el concurso promovido por la Cofradía Gatronómica del Rabo de Toro, de Córdoba.


Y…PA' REMATÁ, no quisiera olvidarme decir, que en el faldón del mostrador que da a la calle Velázquez Bosco, (antigua Comedias) hay escrita una frase de un genial torero. Su nombre: Rafael de Paula, y dice: “El torero es como los vinos, con los años va cogiendo solera”.



Desde entonces la vida del diestro calé, transcurre tranquila y sin sobresaltos…


Antonio Rodríguez Salido. –

Compositor y Letrista.

Escalera del Éxito 176.-

José Luis Cuevas

Fotografías, Montaje y Editor

Escalera del Éxito 254.-



Unas fotos y carteles de Cayetano de Julia

Chiquilín en su peña junto a Cayetano y un amigo

Cayetano de Julia, Rafael González "Chiquilin" y Isaac Oliva.



Cayetano de tentadero en Dolores Aguirre 


Cayetano de Julia y Rafael de Paula


Paco Ojeda y Cayetano


Novillada en Almodóvar


Cayetano en Algeciras.



De tentadero en Dolores Aguirre


En Portugal en la ganadería de Murteira, le regalo el ganadero dos toros  antes de la alternativa





En Córdoba
 
Cayetano de Julia en Corella Pamplona

Tentadero en Dolores Aguirre




Fotos del interior del restaurante Casa Cayetano